jueves, 24 de junio de 2010

LA ESCOBILLA DEL WATER...MENUDO DILEMA

Este es un tema bastante engorroso (escatologías aparte) pero es importante planteárselo... Veamos, no dentro de mucho me emancipo (sí, a estas alturas ¿qué pasa?!...Ya he comentado que me gusta Bob Esponja y pintar avioncitos ¿no?...pues no sé entonces dónde está lo raro...) la cosa es que me mudo a una cueva que me estoy construyendo, y a la hora de montar el cuarto de baño me pregunto...¿con escobilla del water o sin ella?.


Así a priori puede parecer una tontería, pero es digno de pensar en ello...porque si se para uno a pensarlo, es innegable la utilidad de ese adminículo (no siempre sale todo tan bien como quisieramos, de hecho, las más de las veces ni siquiera el chorro de agua es capaz de borrar todo rastro de nuestro paso por el trono...es mu asco, pero es así ...y a las tías les pasa igual), sin embargo todo lo que tiene de higiénico su uso, lo tiene de guarro su conservación...porque vale que la escobilla nos ayude a dejar impecable la taza...pero ¿quién deja impecable la escobilla? (porque llegados a ese punto hay que tener en cuenta que aunque es TU water, tú no eres el único que va a usarlo..¡Aaaag...cacolas forasteras!...ME NIEGO) así que reza porque a tu tío el del colon irritable no le dé por ir a echarte una visita de cortesía...y menos si aparece con una cajita de bombones de trufa con mermelada de ciruela, que además se clavará con su litrito de café bien cargao, como a él le gusta, y luego su cigarrito negro de postre...ole que rico...¡¿Que cuál es el problema?! pues ninguno hombre...vaya, si no tenemos en cuenta que eso es mano de santo para los estreñidos...y te recuerdo que el colon de tu tío es como Fernando Fernan Gomez recién levantado...no te digo más...

Sssssh!...ni se te ocurra hablar de cagar que éste es como los perros de Paulov..!

Pero bueno, a lo que iba... yo ya he visto (y usado) muchos modelos de escobilla: Los que se guardan en recipientes abiertos (y cuyo único lavado es el que se dan mientras desempeñan su labor) y los que se guardan en recipientes con agua donde pueden ir soltando tranquilamente todo el lastre que traen de su pequeña excursión a casa del tito Roca...

Preciosa escobilla de un naranja arrebatador con abertura al público para enseñarlo todo, todo y todo (Modelo "La sinceridad es confianza")


Elegantísima escobilla con recipiente para llenar de agua que, si lo enjuagamos bien, también nos puede servir como improvisada coctelera en la que prepararle algo jugoso a nuestro queridísimo tío..

En fin, que a cada cual más asquerosito...porque el primero, aunque lo enjuagas mientras se usa, no consigues eliminar completamente los tropezones que pueda llevar la sufrida escobilla...porque sacudirlo no sirve de nada (de hecho es lo peor que se puede hacer!)...¿te imaginas las consecuencias que puede tener el sacudir una escobilla mojada y con tropezones?...hala, un valiente que haga la prueba y me cuente cómo se le ha quedado la cara (ni a Pippi Calzaslargas le salieron tantas pecas...) y en el segundo caso...en fin, es como guardar agua de clocaca dentro de un bote y ponerlo junto al water, así, como el que pone una maceta (los de Ambipur volviéndose locos para encontrar un ambientador que no llame la atención y ahí voy yo, con un cacharro feísimo y lleno de aguas fecales adornando mi recién estrenado cuarto de baño, hala...un reportaje en el Hola me iban a sacar y todo..)¡ah! Y procura tenerlo escondidito, porque como esté en todo el paso...en fin, ¿que podría pasar si entra uno con la luz apagada y le da una patadita sin darse cuenta?...una buena patada que le levante la tapa y lo mande roando por to el cuarto de baño...y encima ese día llevaba chanclas!! (aaaarg!), porque lo propio es que uno ande por casa lo más cómodo posible ¿verdad?...y aún peor si te pasa en invierno...con esas babuchitas tan ricas que te regaló mamá por Reyes, mu calentitas y con mucha lanita por dentro (sí, de esa blanca que es suavita, supercalentita y Superabsorbente...)...pues ya sabes lo que toca: bidé lleno de agua caliente con mucho jabón, los pies en remojo, la boca torcía, y al día siguiente, "mamá, que se man perdío las babuchas que me regalaste...sí, sí, las de felpa forradas de borreguito...pues claro que he mirao por toda la casa, pero nada, no hay manera de encontrarlas...ya ves, con lo que me gustaban y el cariño que les tenía.." ...que casi dan ganas de añadir... "que no me las quitaba ni para cagar"...ejem...


Aquí otro que tampoco se quita su regalo de Reyes ni para cagar...Desde luego que la madre tiene el cielo ganao..

En fin, que lo peor de todo es saber que si no pongo la escobilla, sea del modelo que sea, corro el riesgo de que me denuncien por esconder un cadaver en casa (porque así es como va a oler). Así que creo que lo mejor va a ser que me vaya a cagar al trabajo de mi cuñao que lo tengo justo debajo, y allá él con su escobilla..

PD: Sólo espero que este verano no le dé por ir a currar en chanclas

MUY IMPORTANTE
Con objeto de evitar males mayores...antes de comprar una escobilla, cerciorarse de que de verdad sabemos para qué se usa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adelante valiente, que no se diga...