jueves, 10 de junio de 2010

¡¡QUE TE COMAS LAS LENTEJAS!!


..anda que no me habré encontrado veces con esta situación..
- ¡Mamá! ¿qué hay de comer?
- Lentejitas
- ¡¿Lentejurrías?!
(Y allá que te va con su frase estrella)
- Sí, lentejas, comida de viejas, si quieres las comes y si no las dejas... (ole sus cojones, la imaginación al poder)

.."Si quieres las comes y si no las dejas" dice la tía...pos claro que sí hombre...las dejas...las dejas pa la merienda, y si no, pa la cena...porque como no te comieses el platito entero, eso que te encontrabas pa la siguiente comida... Y mira que había trucos...que después de remolonear durante tres horas con el plato, empujando la verdura a los lados con la misma cara que si le estuviera haciendo la autopsia a Falete, torciendo la boca, girando la cara y haciendo todo tipo de muecas y ascos, finalmente mamá "claudicaba":
-Buenoo, te tomas cuatro cucharas y listo..
Y el listo va y llena sólo la puntita de la cuchara...(hala, otro que inventó la polvora)
-¡¡Cuatro cucharas enteras!!!

Y te coge una cucharada que parece un Truficono maxi, la joía, toda negruzca, con tropezones y haciendo montaña...y a tí eso se te hace bola en la garganta, claro...¡¡y encima llevaba una acelga!!!...Aaaag ¡Sal de mi cuerpo!...Y ahí se queda uno, todo cabizbajo, con la cara pegada al plato y contemplando la lobá que acaba de hacer...así hasta que tu madre te saca del trance con semejante colleja que pinchas con la nariz en el fondo del plato...y al levantar la cara, tu rostro se ha convertido en uno de esos cuadritos que hacías en 1º de EGB pegando lentejitas con cola blanca por toda la cartulina...(que también se iba a imaginar uno lo que era capaz de hacer su madre con las lentejitas...já! eso se lo guardaba para cuando tuvieras más coco y te dieras cuenta de lo que te ponía en el plato...anda que no) y ahora lo que tienes delante ya no es un plato de lentejas, no... ahora es una especie de engrudo parduzco y frío que tú mismo te has ocupado de fabricar a base de tanta tontería (ele mi niño) así, todo bien masticadito y espachurradito y con trozos de verde asomando por todas partes...QUE ASCOOOO...¿Y para quién va a ser esta cucharaditaaa? (adivina, adivinanza...) exacto, PA TÍ. ..aaaaag!

PD: Ahora las lentejas me encantan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adelante valiente, que no se diga...