martes, 10 de agosto de 2010

LEYENDAS URBANAS: El Esperpento de la Bicicleta

Al cuento de la terrorífica historia que colgué hace poco, me ha venido a la memoria una anécdota que nos ocurrió a algunos amigos tiempo ha, y que no puedo dejar de colgar aquí con la esperanza de que algún día nuestros hijos la lean y aprendan de ella…

Hace ya algunos años, después de pasar la tarde en el campo del amiguete Javi (por entonces cuñado mío) decidimos volver al pueblo una vez hubo caído la noche…la cosa es que venían todos en un coche salvo yo, que me había acercado en bicicleta. Dado que la bici no cabía en el coche, y ya era muy tarde y estaba demasiado oscuro (o más bien yo estaba demasiado perro) como para coger por los carriles campestres que conducían a mi campo (a tan sólo unos pocos kilómetros del de mi amiguete) tuvimos la brillante idea de agarrar la bici desde la ventanilla del coche y dejar que rodase a nuestro lado (yendo , por supuesto, a una velocidad razonablemente lenta… y desde luego sin que yo fuera montado en ella!)

Lo cierto es que la imagen debía resultar de lo más extraña para los coches que se nos cruzaban…¡una bici sin conductor persiguiendo a un coche!... Fue una situación bastante cachonda, y ese mismo día se fraguó una leyenda urbana que tan sólo nos atrevemos a contar entre los amigos que allí estuvimos y que no nos dá absolutamente ningún miedo a pesar de las tétricas voces que ponemos cuando la relatamos y los aspavimentos teatreros con la que acompañamos el relato (sí, lo sé…de lo más extraño)…y no es ni más ni menos que...¡¡¡La desconocidísima leyenda del Esperpento de la bicicleta!!! …Y que reza tal que así:

..Se cuenta que, en las noches veraniegas de luna llena, entre la zona conocida como “frente a la venta Baquero” y la conocida como “ante de llegá a los Cristos” a veces se aparece una bicicleta fantasmal que persigue sin piedad a los coches que por esa carretera pasan… Nunca nadie ha visto quien la conduce, y normalmente deja de perseguirte cuando se jarta…pero en ocasiones, cuando vé una casa abierta, se lanza como una loca pa dentro causando MULTIPLES ESTROPICIOS!!!
...¿Leyenda…realidad?..no se sabe pero… A MÍ ME PASÓ.


Impresionante grabación en la que aparece un ser que bien pudiera tratarse del auténtico y genuino esperpento de la bicicleta (medroso, verdad?...a Iker Jimenez va de cabeza…).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adelante valiente, que no se diga...